Reflexiones, Sostenibilidad

Buscando turismo sostenible

 

En el mundo hispano parlante el desarrollo e implantación de certificaciones de sostenibilidad con reconocimiento por parte de organismos internacionales, dígase UNESCO, está teniendo un auge vertiginoso en los últimos años. Cabe al menos preguntarse por qué.

Está claro que ofrece una ventaja a la hora de vender, el producto llega a un mercado más “selecto”, que en ocasiones supera a la quinta parte del total de visitantes dispuesto a pagar más cantidad de dinero por el producto que se ofrece si es sostenible (Lopez S. y Pulido F., 2014). De hecho es uno de los argumentos utilizados tanto por responsables de destino (ver el caso de León, en España) como por entidades de certificación (por ejemplo, Biosphere).

Hay muchas críticas a este modelo de “sostenibilidad avalada”, quizá entre las más llamativas están el que no se tiene en cuenta la opinión del viajero (M.C. Gisolf, 2012), junto a otra que pone de relieve la exclusión de los pequeños operadores de la industria. Pero además de ser certificaciones caras son de compleja implantanción y su impacto, positivo o negativo,  difícil de medir y monitorear.

Estos asuntos están resueltos en gran medida hoy en día en algunos lugares del planeta. Valgan de ejemplo los esfuerzos y logros protagonizados por un sistema de trabajo en red ideado en Costa Rica para certificar toda la cadena de suministro en el sector turístico, desde el agente de viajes hasta el jabón de manos pasando por la electricidad o los proyectos comunitarios.

Aún así me gusta imaginar que la sostenibilidad turística lejos de ser un “estado certificable”, o una meta estática a alcanzar,  está mas cercana a un proceso de búsqueda y descubrimiento constante. En este sentido la nueva estrategia de turismo de Copenhaghe parece haber ideado algo realmente novedoso, convirtiendo al visitante en parte temporal de la comunidad local y protagonista de la co-creación de su propia experiencia turística (todo un reto para los gestores de destino)

Estos son ejemplos de búsqueda de sostenibilidad en turismo que me gusta seguir, me parecen inspiradores y una aportación hacia un reparto equitativo de costes, impactos y beneficios.

Y tú? Conoces algún modelo de sostenibilidad turística que te sea atrayente? Te atreves a compartirlo con nosotros? Queremos leerte o escucharte para seguir aprendiendo.

, , ,


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: